Fusión Plástica

.

Eidania Pérez, Alfredo Martell, Lourdes León. Equipo Fusión plástica.

Una partida de cartas, el símil tantas veces usado para definir el tránsito vital; la apuesta a doble nada, el temblor de párpados, la escenificación del coraje o la congoja tras la costumbre aleatoria. Nos vienen estas ideas a la cabeza tras el concepto de baraja, si además ponemos sobre la mesa la simbología del Tarot, estos conceptos se enriquecen con los de presagio, augurio, destino o hada. Eidania Pérez, Lourdes León y Alfredo Martell plantean una indagación en esa tradición esotérica occidental a través de un envoltorio de cotidianeidad: la mano que emplea un cuchillo de campo y vuelve sobre su gesto, la luna transformada en ola que envuelve el sueño, la urgencia de una cafetera por soltar el aire que lleva dentro en extraño baile impotente… Templanza que gotea sangre de ventrículos inconexos como códigos de barras doblados, justicia añorada, banderas perseguidas… Indagación que se convierte en diálogo con los versos de Eliseo Diego, que titulan las obras. El poeta que escribiera aquello de “Y nombraré las cosas, tan despacio/ que cuando pierda el Paraíso de mi calle/ y mis olvidos me la vuelvan sueño/ pueda llamarla de pronto con el alba”.


José Ángel García Caballero