Eidania PÉREZ, Lourdes LEÓN, Alfredo MARTELL

2010-perez-leon-martell“Fe y Barajar”

Una partida de cartas, el símil tantas veces usado para definir el tránsito vital; la apuesta a doble nada, el temblor de párpados, la escenificación del coraje o la congoja tras la costumbre aleatoria. Nos vienen estas ideas a la cabeza tras el concepto de baraja, si además ponemos sobre la mesa la simbología del Tarot, estos conceptos se enriquecen con los de presagio, augurio, destino o hada. Eidania Pérez, Lourdes León y Alfredo Martell plantean una indagación en esa tradición esotérica occidental a través de un envoltorio de cotidianeidad: la mano que emplea un cuchillo de campo y vuelve sobre su gesto, la luna transformada en ola que envuelve el sueño, la urgencia de una cafetera por soltar el aire que lleva dentro en extraño baile impotente… Templanza que gotea sangre de ventrículos inconexos como códigos de barras doblados, justicia añorada, banderas perseguidas… Indagación que se convierte en diálogo con los versos de Eliseo Diego, que titulan las obras. El poeta que escribiera aquello de “Y nombraré las cosas, tan despacio/ que cuando pierda el Paraíso de mi calle/ y mis olvidos me la vuelvan sueño/ pueda llamarla de pronto con el alba”.


José Ángel García Caballero

 

Equipo fusión plástica, Eidania Pérez, Lourdes León y Alfredo Martell

“Fe y Barajar”

Fusión Plástica. Proyecto tripersonal. Eidania Pérez, Lourdes León y Alfredo Martel.

Galería IMPREVISUAL. Valencia. 2010.

El Tarot.

 (El tarot puede servir como juego adivinatorio, porque no deja de ser un juego el intento de traspasar la barrera de lo real y perderse en el campo de la imaginación posibilista…)

 El Tarot está considerado el método adivinatorio más antiguo que existe, se presenta como un libro sagrado, iniciático, un instrumento especialmente creado para pensar. No hay magia negra, espiritismo o prácticas ocultas en él. Hay intuición, percepción, diálogo, imaginación. Hay, sobre todo, desarrollo del mundo interior.

Resume la tradición esotérica de Occidente y tiene sus raíces en el hermetismo, la astrología, la numerología, la cábala, la alquimia y corrientes filosóficas del neoplatonismo.

Enigmáticas y fascinantes, las láminas del tarot constituyen un espejo para quién sabe interpretarlas. Tras su código cifrado, compuesto de números, formas geométricas, colores, personajes, animales u objetos, la visión entrenada descubre que el mundo externo e interno está entretejido en una trama incalculable de relaciones. Nada en el universo es independiente ni autónomo, las partes se definen a través de sus conexiones con el todo. Ese es el misterio que ocultan estos naipes llamados comúnmente arcanos, término de origen latín que significa “secreto”, “difícil de conocer”. La naturaleza puede ser muy diversa y los seres humanos muy diferentes, pero todas las criaturas participan de una misma esencia y están sujetas a las mismas leyes cósmicas.


El Tarot es un libro de sabiduría, un juego predictivo, capaz de sacar a la luz los acontecimientos, pasados, presentes o futuros, ocultos en la vida de cualquier mortal. Es uno de los métodos que ayudan a recorrer el sendero del conocimiento oculto.

El tarot funciona como una síntesis de todas las doctrinas, experiencias humanas, etapas y situaciones que constituyen la vida misma. Toda la historia del hombre se concentra en estas cartas: el nacimiento, la muerte, el amor, el triunfo, la caída, la tentación, la recompensa, entrelazados en la vivencia de cada cual. Todo está escrito en una especie de proyecto evolutivo que, desde la fase inicial representada por El Loco, conduce hasta el momento del balance final representado por El Juicio. Y desde allí se vuelve al punto de partida pero a un estado distinto de conciencia en una espiral evolutiva para aprender una nueva lección, para enfrentarse a una nueva forma de conocimiento y a un nuevo destino.

El tarot se ha usado durante siglos con el fin de revelar verdades ocultas, ayudar y orientar a quién lo necesita, centrando a la persona en el presente y ofreciendo una perspectiva sobre los caminos a seguir ante determinado dilema o conflicto. Consta de 78 cartas ilustradas muy ricas en representaciones alegóricas. Estas cartas se definen como arcanos: veintidós mayores y cincuenta y seis menores.

Los arcanos mayores, compuestos por personajes y figuras, numerados del I al XXI e incluido El Loco sin numerar, representan los puntos clave, los símbolos más cargados de significado que hablan a través del lenguaje de los arquetipos, referidos a experiencias compartidas por toda la especie humana. Son más adecuados para revelar las causas profundas que influyen en el comportamiento y la psique de una persona. Las veintidós cartas están estructuradas en un orden lógico argumental cuya finalidad es memorizar sus enseñanzas y representar las experiencias humanas en su totalidad.

A los arcanos menores le corresponde especificar, detallándolos, los significados simbólicos de los arcanos mayores, indicando por ejemplo el efecto de una acción, las circunstancias, el tiempo de realización de los acontecimientos, entre otros. Su simbología alude más al mundo de la acción en la vida cotidiana y al plano material. Son más propicios para responder a cuestiones como la marcha de las relaciones afectivas, la salud, el trabajo, la familia, los amigos y las decisiones a tomar. Se dividen en cuatro palos -bastos, copas, espadas y oros-, constan cada uno de diez láminas numeradas, del as al diez; más cuatro figuras: sota, caballo, reina y rey. El tarot encierra en su interior la llave de todas las situaciones, abarca el esquema de la evolución colectiva de la humanidad, y a la vez, la evolución individual.

Fe y Barajar.

Nuestro interés se centra en explorar los recursos espirituales de que se ha valido el hombre a través de la historia para intentar una aproximación al conocimiento, al sentido de la existencia, a verdades sobre si mismo, la naturaleza, el universo y a todo aquello que se mantiene difícilmente accesible desde siempre para intentar comprender y recibir respuestas que orienten sus elecciones y decisiones, para afirmarse y ampararse en una fe que le aporte aliento, fuerza, empeño para continuar. El hombre y su necesidad de confianza. El hombre buscando motivaciones. El hombre y su yo. El hombre en comunidad. El hombre preocupado por lo antes acontecido, por su día de hoy, por su destino. Invariablemente igual, una y otra vez.

En este sentido un primer acercamiento (dentro de la fusión plástica) lo constituyó el proyecto Dice Ifá, 2005, fundamentado en la Cultura afrocubana, particularmente la yoruba, con la sabiduría implícita en sus mitos y refranero. El mágico mundo de Ifá como sistema adivinatorio al que sus fieles atribuyen el origen de toda vida, muerte o suceso intermedio.

Fe y Barajar, 2010, una segunda propuesta que toma como referente el método adivinatorio del Tarot, resumen de la tradición esotérica de Occidente.

Estos temas, su filosofía e imaginería nos proporcionan claves para anclar y exponer nuestras ideas. Pretendemos discursar sobre temas sensibles y cercanos a nuestra época, nuestro momento, nuestra sociedad. Ofrecemos señas, tips, que muestran aspectos de la realidad cubana y universal desde nosotros, nuestra observación, experiencias y vivencias en una invitación a la reflexión. Hablamos de ideales, tradiciones, luchas, valores, compromisos, contradicciones, dudas, convicciones, conflictos, sueños. Hablamos de nuestro tiempo o destiempo. Fe y Barajar consta de un total de 20 piezas. Tres de ellas concebidas a modo de indumentaria (El Loco, El Mago y El Ermitaño). Dieciséis concebidas a modo de barajas o naipes que aluden a un determinado arcano del tarot, en formatos de 1,10m x 0,60m. Una última que representa la mesa de la tirada en un formato de 1,00m x 1,00m.

La selección de los arcanos representados responde a las características de aquellas cartas que propician y favorecen nuestra intención. Es importante apuntar que no es una obra ilustrativa. Se toma la esencia de la carta en cuestión asociada a los intereses del mensaje a emitir, recodificando la imagen (más o menos próxima a la baraja original) en texto y contexto y atribuyéndole significados que nos posibilitan discursar en cada tema.

El cierre final de la propuesta está dado en la apoyatura que ofrecen los títulos de las piezas, versos extraídos de la poética de Eliseo Diego, sugerentes, inquietantes, contundentes, que reafirman o cuestionan nuestro planteo visual y conceptual de cada arcano pero, en todos los casos, lo dignifica, lo enriquece, lo sublima. Los textos formulan nuevas claves y pautas, insólitos puntos de vista, inesperadas lecturas, incitan a desandar caminos ya recorridos, desentrañan enigmas o los enredan y enmarañan, revelan cuestiones o las ocultan con mayor celo, aclaran o confunden, involucran al espectador o lo distancian…

Fe y Barajar es un juego, un verdadero juego y no precisamente de azar…... un juego consciente, premeditado, visceral, turbulento, difícil, espinoso, atrevido, mordaz, sarcástico,

revolucionario. Un juego que pretende implicar, estremecer, provocar, impugnar, reconciliar, apasionar a jugadores y espectadores. Un juego sin reglas, cada quien a su libre albedrío. Un juego con trampas. Un juego sin principio ni fin, sin conclusiones. Un juego de preguntas sin respuestas, como la propia vida.

Fe y Barajar fusiona tres lenguajes plásticos lo que refuerza la contemporaneidad y actualidad de una obra que mezcla códigos diferentes para entregar un producto de carácter único,personal e impersonal a la vez.

 Asociaciones de las cartas elegidas con determinados conceptos:

 El Mago: Origen. Creatividad. Génesis.

El Loco: Escepticismo. Incertidumbre.

El Ermitaño: Conocimiento. Introspección.

Dos de Oros: (elemento: tierra). (Cualidades: dinero, negocios, riqueza). Ideales. Altruismo.

As de Copas: (elemento: agua). (Cualidades: fe, pensamiento, sentimiento). Costumbres.

Dos de Espadas: (elemento: aire). (Cualidades: luchas obstáculos, desgracias, accidentes,  enfermedades, todo lo temido por el hombre). Luchas.

As de Bastos: (elemento: fuego). (Cualidades: Audacia, iniciativa, acción). Tradiciones.

La Torre: Advertencia. Ruptura. Destino.

La Estrella: Camino hacia la realización. Esperanza.

La Fuerza: Acción. Determinación. Voluntad.

El Colgado: Sacrificio. Deber. Sometimiento. Prudencia.

La Templanza: Equilibrio. Moderación. Razón. Fusión.

Justicia: Armonía. Orden. Equidad.

La Muerte: Transformación radical. Cambio. Ascenso.

El Sol: Amparo. Respaldo. Sostén. Claridad.

El Carro: Prosperidad. Energía. Suerte. Progreso.

La Luna: Engaño. Oscuridad. Manipulación. Confusión.

El Juicio: Transparencia. Imparcialidad. Silencio. Criterio.

El Mundo: Protagonismo. Egocentrismo. Utopía. Delirio.

Modificado por última vez enJueves, 05 Diciembre 2013 20:14
Valora este artículo
(1 Voto)
Más en esta categoría: « RUSSAFART 2010
Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba

Buscador

PROGRAMACIÓN

Último mes Diciembre 2018 Mes siguiente
D L M X J V S
week 48 1
week 49 2 3 4 5 6 7 8
week 50 9 10 11 12 13 14 15
week 51 16 17 18 19 20 21 22
week 52 23 24 25 26 27 28 29
week 1 30 31